Control Integrado  de Plagas – Desratización

Desratizacion

Desratización es el conjunto de técnicas y procedimientos dirigidos a la prevención, detección y control de roedores con potencial dañino para la salud pública, animal y/o los bienes o propiedades.

Algunas especies de roedores (principalmente, la rata gris, Rattus norvegicus, la rata negra, Rattus rattus, y el ratón doméstico, Mus musculus) se comportan como animales altamente adaptados al medio y capaces, de darse las circunstancias ambientales propicias, de colonizar infraestructuras urbanas (ejemplo el sistema de alcantarillado) y de acceder al interior de viviendas, locales e industrias.

Estos roedores son un riesgo para la salud pública, ya que son responsables de la transmisión de diversas enfermedades al ser humano actuando como reservorios y vectores de enfermedades; además, contaminan el agua, los alimentos y las mercancías. Asimismo, son capaces de causar graves daños en instalaciones y edificaciones deteriorando la calidad del ambiente interior.

CEHIMAN ofrece un  programa personalizado para el Control Integrado de Plagas – Desratización, la existencia de un Plan de prevención y control de roedores (generalmente denominado Plan de Desratización) es imprescindible.

En CEHIMAN ofrecemos un completo estudio para el Control Integrado de Plagas – Desratización:

Desratizacion

  • Diagnóstico de situación detallado para crear un plan ajustado a sus necesidades.
  • Inspecciones enfocadas a la prevención y detección de los roedores.
  • Programa de actuación son las medidas a tener en cuenta en función del diagnóstico de situación Irán dirigidas a evitar el acceso, el refugio y la propagación de los roedores.
  • Evaluación se realiza el seguimiento continuado del nivel de la plaga, las medidas de control y estrategias adoptadas que son requisito imprescindible en un buen Plan de Desratización.

Algunas de las especies más comunes:

  • Ratas, Ratones Topos.
  • Nuestras Medidas para el Control en la Desratización:
  • Métodos físicos: trampas adhesivas, trampas de captura.
  • Métodos químicos: biocidas/rodenticidas.
  • Portacebos para raticidas de alta seguridad debidamente señalizados.